Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


1^ 



lln hombre bajito con un (ran coraión 



Lucas R: I-IO; El Deseado de todas las gentes, pags. 506-50^. 



Jl 



as estado en un desfile o en un juego de 
en pelota donde no puedes ver? Tal vez tu papá 
te cargó en sus hombros. Sí es así, podrás compren- 
der cómo se sintió Zaqueo cuando tuvo que pararse 
atrás de una multitud. 

2aqueo vivía en Jericó. Él tenía una de 
las casas más grandes y mejores del 
pueblo. Tenía lo mejor de todo porque era un 
hombre rico. Pero nadie lo quería porque había 
engañado a la gente y les había robado su 
dinero. Todos lo sabían, pero nadie podía decir 
nada. Zaqueo era el jefe de los cobradores de 
impuestos para los romanos. A los romanos 
esto no les importaba mientras él les diera el 
dinero que le exigían de los impuestos. Así que 
Zaqueo decía a la gente que los impuestos 
tenían que subir. Cobraba más de lo que debía, 
y guardaba el dinero extra para él. 

Un día oyó que Jesús venía a Jericó. Él 
había escuchado bastante acerca de Jesús. 




Había escuchado cómo Jesús sanaba a los 
enfermos, a los cojos y a los ciegos. Y alguien 
dijo que había resucitado a un muerto. Todas 
estas cosas hacían especial a Jesús, y hacían 
que Zaqueo quisiera encontrarse con él. 

También había rumores de que Jesús comía 
con los publícanos y otras personas de mala 
reputación de la ciudad. La mayoría de la 
gente ni siquiera saludaba a Zaqueo. Sin 
embargo, aquí estaba alguien que hasta había 
ido a comer a la casa de un cobrador de 
impuestos. Había escuchado acerca del cobra- 
dor de impuestos Leví Mateo. Mateo que había 
dejado todo para llegar a ser uno de sus más 
allegados seguidores. La gente hablaba de eso 
por todas partes. Zaqueo se preguntaba, ¿tal 
vez Jesús tenga algo que decirme? 

Sí, esta era la conversación del pueblo. 
Verdaderamente Jesús estaba por llegar a 
Jericó. Zaqueo decidió ver a Jesús aunque 
fuera de pasada. Cerró su oficina y salió a la 
calle. 

En la calle había un gentío y la 
multitud estaba cada vez más amon- 
tonada. No había esperanza. Las 
personas se juntaron más cuando 
vieron a Zaqueo. Él trató de sal- 
tar para ver por encima de sus 
cabezas, pero era inútil. Él era 
muy bajito, y nadie lo iba a dejar 
pasar por entre ellos. Pero estaba 
decidido. No se daría por vencido. 
Él tenía que ver a Jesús. 

Zaqueo miró adelante calle 
abajo. Vio un gran árbol viejo. 
¿Podría subirse? Subirse a los 
^ árboles no era una cosa que 



Mensaje: 



Muestro el amor de Jesús cuaY\áo 
eY\MieY\do mis errores. 



hacían los adultos. Pero no había otra manera 
de ver a Jesús. Así que se subió al árbol. Se 
sentó en una rama gruesa y miró hacia abajo 
al camino. ¡Jesús venía por ese camino! 

Cuando Jesús llegó al árbol, se paró y miró 
hacia arriba. Vio a Zaqueo y sonrió. Toda la muí 
titud se detuvo también. Miraron hacia arriba y 
vieron a Zaqueo. Algunos se rieron; otros 
se codearon con sus amigos y lo 
señalaron. Zaqueo no les 
prestó atención. Él esta- 
ba escuchando a 
Jesús. 

-Zaqueo, 
bájate. Voy a 
hospedarme 
en tu casa 
hoy, -Jesús 
lo dijo de 
tal manera 
que todos 
pudieron 
escucharlo. 

Zaqueo 
apenas podía 
creer lo que 
sus oídos escu- 
chaban. ¿Jesús 
iría a su casa? 
Nadie había ido a su 
casa. Deslizándose, bajó 
del árbol y se paró en el 
camino. La multitud se hizo a un 
lado. Pero la gente empezó a murmurar: 
-¿Cómo puede Jesús hospedarse en la casa de 
un pecador? 



Versículo para 
memoriiar: 

"Voy a dar a los 
pobres la mitad de 
todo lo que tengo" 

(Lucas M:?). 




Zaqueo puesto en pie dijo: -¡Señor! La 
mitad de mis bienes voy a dar a 
los pobres. Y si en algo 
defraudé a alguien, le 
devolveré cuatro veces 
más. 

Jesús miró a 
Zaqueo. Entonces 
miró a la gente 
que estaba mur- 
murando y criti- 
cándolo y dijo: 
-Hoy ha veni- 
do la salvación 
a esta casa. 
Por esto vino 
el Hijo del 
hombre, para 
buscar y salvar 
lo que se había 
perdido. 
Zaqueo cambió 
cuando se encontró 
con Jesús. Confesó las 
cosas que había hecho mal y 
trató de corregirlas. Trató mejor a 
los demás. Les mostró que amar a Jesús 
le ayudaba a hacer las cosas correctamente. A 
ti también te ayudará. 



Wü/w^ív Ve a caminar con tu familia. 
Observa si puedes encontrar un árbol grande 
como aquel en que Zaqueo subió. ¿Que clases 
de árboles ves.^ ComieY\za una lista que vas a ir 
añadiendo con los que observes en la semana. 
Canta el canto de Zaqueo. 

W íykJ U !v Agradece a Dios por los árbo- 
les. 



tütí) 



DDIM.T n g o 



l»«Q 



"^^^^^^ Lean y comeY\1[eY\ Mateo 
5:23 y 24 durante el culto familiar. 
¿CuáMo debes corregir los errores.^ 

W AJwüüJ CoY\ tu familia observa 
algunas moy\eáas y billetes. JQue sím- 
bolos ves? ¿Qué significan esos símbo- 
los? Disena una moneda que sea de tu 
propiedad. 

A A ]AF ]P ) 

WuJW'U^ Pide a Dios ayuda para 

corregir tus errores. 



Ja hora del culto lean y 
comenten Lucas 6:37 y 3?. ¿Cuan impor- 
tante es pedir perdón y perdonar.^ Repasa 
tu versículo de memoria. 

Coloca UY\ vaso en el lava 
platos. Llénalo de agua hasta que esta se 
derrame. ¿Qué y\os dice esto acerca de 
nuestra actitud hacia los demás.^ Lee 
Lucas 6: 37 y 3? de mevo. 

®®©© O Usa cajas 

viejas de cereal o algo similar para 
hacer algunos marcos de fotografías 
para tu familia. 



MM/. 



Agradece a Dios por- 
que ms bendice de muchas maneras 
diferentes. 



Durante el culto familiar lean y comeY\UY\ Lucas W:l 
al 10. Piensa cuáY\ feliz debe haberse sentido Zaqueo. Pregunta si 
puedes invitar a alguien a tu casa. 

wiv ky ty (V Haz una bolsa de los tiempos bíblicos cortando uy\ 
círculo de tela de 15 cm de diámetro. Por la orilla hazle agujeros 
de I cm a una distancia de 4 cm entre sí. Pasa uy\ listón, cuerda o 
lazo por los agujeros y luego frunce la tela para que se cierre la 
bolsa. 



^ Recorta trece círculos para representar mom- 
das. Escribe una palabra del versículo de memoria en cada 
momda. Mézclalas y luego trata de ponerlas en orden. Úsalas 
para ensenar el versículo de memoria a tu familia. Guarda las 
monedas en tu bolsa de tela. 



wtWUÍ) Agradece a Dios 
des. 



por suplir todas tus necesida- 



•DC© 



Lee y 



comenta Mateo l?:2l y 2Z coy\ tu familia. ¿Qué está Jesús tra- 
tando de decir a sus seguidores? ¿Deberíamos llevar la cuenta 
de cuántas veces debemos perdonar a alguien.^ 



¿CuáY\1io es setenta veces siete? 



I WtSJwV^ Si Duedes, sube a un árbol. ¿Cuan alto crees 

II que subió Zaqueo? 

Wüy WéJüJ Agradece a Dios por tu cuerpo saludable. 



n Mateo 7:12 durante el 
quisieras que los demás \\iciesey\ por ti? 



cultodym^^ué o' 

r |jpi!l»|£pr uji^j^j^ rostros de los personajes que aparecen en la 

I historia de Zaqueo. Piensa en el asombro que deben haber sentido al 
verlo trepado al árbol. Piensa en las murmuraciones de la gente 
cuaY\do Jesús visitó a Zaqueo en su casa. ¿Cómo actuaron ellos 
cuaY\do supiero n que daría la mitad de sus bienes a los pobres.^ 

=— Zaqueo era bajo de estatura. Pide a alguien 
tu talla. Mide tú a otras dos personas de tu casa. 



Pide a Dios que te ayude a ver las necesida- 



yJU 'y Repasa coy\ tu familia Lucas 
1^:1 al 10 y drawatíceM la historia. Canta el 
canto de "Zaqueo'' (Cantos infantiles I, n° 
135) y repitan el versículo de memoria 
juntos. 

u) hJ^I) K) Agradece a Dios por las 
historias de la Biblia y por otro sábado. 



n 



CuaMo Zaqueo se metió 
entre la multitud estaba bus- 
cando problemas. La gente lo 
coY\oc\a y lo odiaba. 



1 




á 


L 


y 


ff 














f 




^ 


/ 

1 


V 

^ 
^ 






J 


^\ 


y 


/■JÚm 


^P 1 


1 / 


^ jtt" 




J / 


Tí 


n t 


5ií^J 


i/ 


íí 


\ r 




p¿^ 


fí 



\,0^ 



«•5?«S* 



Minuí 



I nstrucciones: Traza el camino que Zaqueo siguió para llegar a su 
casa el día en que J esús visitó J ericó. ^^^ 




Jesús vino a este mundo a buscar y a salvar a los perdidos. Jesús 



o 



O) 

co 

jO 

or 

CU- 

> 

cu- 
co 

cu- 

ZJ) 

CU" 

co 

OJ 

o 



E 

O) 

4— 

co 

O) 

cu- 

o 
c 

> 

co 

co 

O) 



I nstrucciones: Los sinsontes imitan los cantos de otras aves. Si un sinsonte 
pudiese seguirte e imitarte, ¿cómo actuaría esa ave mientras caminas hacia 
la escuela y mientras juegas con tus amigos? Llamemos a nuestra ave imita- 
dora "Vicky" y sigamos a Vicky por tu vecindario. En cada paso descifra una 
palabra o encierra en un círculo el comportamiento que refleja mejor el 
amor de j esús. 



Una niña tiene ortodoncía y su pelo está 
sucio y desarreglado. ¿Qué harías? 

I . La invitarías a jugar contigo. 
2. Te burlarías de ella. 

^^ 

Je. 



^^ 



A^^ 






t Un 

^^^nt 



i- 



anciano esta tratando de 
ntrar al baño. ¿Qué harías? 

I. Abrirías la puerta y esperarías a que 

el anciano entre. 
2. Empujarías al anciano pues tu tienes 

que entrar primero. 



Un niño se cae de un columpio. ¿Qué harías? 

1. Lo ayudarías a limpiarse sus heridas y buscarías una 
curita para su rodilla lastimada. 

2. Le dirías que es torpe y que no se suba más en los 
columpios. 



•oSjuiB lui 59 snsQp •&!i!uj&j ns U9 M^oe 9uj snsap •sopjpjecl 



me aceptg en su fámílía* Jesús es mí amígo^ Jesús vino a este mundo 



ÚD 



Encuentras una herramienta que pertenece a 
uno de tus vecinos. ¿Qué harías? 

1. Me la llevaría a mi casa pues "los que encuentran 
cosas pueden quedarse con ellas aunque conoz- 
can a la persona quien la perdió". 

2. La devolverías a su dueño. 









t 



Mi mamá acaba de llegar a la casa y le 
duele su espalda. ¿Qué harías? 

I.Te ofrecerías para ayudar a cargar las bolsas del 

mercado. 
2.Te esconderías antes de que ella te vea y te 

pida ayuda. 



La hermanita de tu amigo siempre los 
sigue a donde quiera que van. ¿Qué 
harías? 

I . Caminarías más despacio para que ella los 
alcance. 

2.Te olvidarías de encontrarla cuando jue- 
guen a lasíi^scondidas". 






¿A quien invitarás a vivir 
en tu corazón? 




C 



o" 

(O 
CD 



O 



(O 



CD 

no 

CD 



CD 



no 

3 



50J B 4BAJB5 B fi JBOSnq B Opunuí 9459 B OUJA 5n59p 'OSlUlB lUJ 59 5n59p'